VIVIENDAS CONECTADAS A RED

Con un sistema fotovoltaico podes generar tu propia energía limpia y
ahorrar dinero en tu cuenta de electricidad.
Durante el día consumes la energía de los paneles e inyectas los excedentes a la red para acumular un saldo que compense tu consumo nocturno.

¿Dónde?

En tu casa con conexión a la red eléctrica (con la aprobación de tu cooperativa o empresa distribuidora). Necesitas una superficie aproximada de 20 m2 (varía según el consumo y la orientación) alcanzado directamente por el sol.


¿Para qué?

Para contribuir con el cuidado del medio ambiente mientras ahorras dinero.


Ventajas

Nuestros equipos están garantizados, contamos con servicio técnico oficial y todas las certificaciones que exige la ley.


¿Que equipos necesito?

SOLUCIONES