MICROREDES – Revista Gerencia Ambiental

 

Normalmente asociamos energías renovables con los grandes parques solares, granjas eólicas o represas hidroeléctricas. En estas configuraciones la energía se produce en lugares remotos y se transporta hacia los centros urbanos para distribuirse.

Los países pioneros ya llevan más de 20 años incentivando el desarrollo de las energías renovables. Las inversiones estatales permitieron a las tecnologías verdes alcanzar escala industrial y, con precios más bajos, los proyectos privados de menor escala se hicieron viables.

Así nació la generación distribuida, sistemas donde la energía se produce cerca del consumo. Fábricas, pequeños poblados y hasta viviendas ahora pueden generar su propia energía limpia.

Como sabemos el sol y el viento son fuentes inagotables de energía gratuita, pero son también impredecibles. La generación fluctúa según la estación, el clima y la hora.

Por esta variabilidad los países que cuentan con una fuerte participación de renovables en su matriz energética comenzaron a dirigir sus incentivos a la acumulación.

El crecimiento de los vehículos eléctricos y las energías renovables con acumulación están revolucionando las tecnologías de baterías. Y cada vez son más accesibles los sistemas de generación distribuida con acumuladores.

 

VOLVIENDO AL COMIENZO

hace no tantos años los pequeños poblados estaban aislados de la red eléctrica nacional. un generador a combustible abastecía a un grupo de casas formando una red eléctrica.

Poco a poco el sistema nacional fue creciendo e integrando poblaciones para llevar las ventajas de la generación centralizada a lugares más lejanos.

La nueva Ley Nacional de generación distribuida, aprobaba a fines de 2017, permite a hogares y empresas generar con energías renovables la electricidad que consumen para ahorrar en su factura y reducir de esta manera la contaminación ambiental.

Pero lo cierto es que la inversión necesaria para un sistema de generación de energía renovable todavía es alta y es por eso que el viejo formato de microredes vuelve a ser una opción interesante logrando un mejor aprovechamiento del capital invertido.

De esta manera es posible que los vecinos de un barrio cerrado puedan enviar los excedentes de energía que generan sus techos solares a otros propietarios con mayor consumo, a la vez que también podrían compartir la energía almacenada en baterías cuando se produce un corte de luz. Además un grupo de vecinos podría ponerse de acuerdo y funcionar como una microred aislada. Y un establecimiento productivo podría almacenar sus excedentes de energía para abastecer a las viviendas de sus trabajadores por las noches. Por supuesto estos intercambios de energía pueden medirse y monetizarse. Existen infinitas posibilidades de las microredes conectadas que son viables con la tecnología actual y abren enormes oportunidades de negocios.

 

FRENO REGULATORIO

Lamentablemente, las normas actuales impiden en Argentina cualquier formato innovador de intercambio de energía. Por otra parte también cabe destacar que la generación distribuida puede modificar los roles de los actores del sistema eléctrico, dato no menor ya que esa es la razón por la cual resisten los cambios argumentando que está en peligro la estabilidad de la red y de la de sus empresas.

 

LA NUEVA ECONOMÍA

Existe actualmente un nuevo ecosistema de emprendedores argentinos que trabajan e invierten en tecnología hace tiempo y desarrollaron proyectos de Eficiencia Energética, Generación Distribuida y Tecnología Financiera.

hoy se puede asegurar sin lugar a dudas que gracias a estas tecnologías los países desarrollados bajaron las emisiones y generaron una nueva economía de las energías renovables.

En nuestro país las condiciones están dadas para que la revolución de la generación distribuida mejore sustentablemente y para transformar positivamente nuestro  medio ambiente y nuestra economía. Cada barrio cerrado, establecimiento agroindustrial, condominio o grupo de usuarios
cercanos es potencialmente una microred y una gran oportunidad para el
medio ambiente y para el desarrollo energético.

 

Fuente: https://gerencia-ambiental.com/

 

 

 

 

 

AVISO

Por razones de público conocimiento vamos a utilizar el formato de tele trabajo,
le agradecemos comunicarse:

Ventas e información de productos

(+54911) 3694-1241

Soporte técnico y Reparaciones

(+54911) 6540-3983

Administración

administración@qmax.com.ar

Disculpe las molestias.